Microrrelato en un minuto

Las barricas de relatos son maravillosas; allí van a parar las historias que, con más cuidado, hemos ido destilando con plumas estilográficas áureas, argentadas y con los más bellos cromatismos.

En cambio, las narraciones que jamás merecieron ser leídas, en pocos segundos, se convierten en vino malo y terminan su efímera existencia en albañales putrefactos de urbes inhóspitas.

Y es que, en definitiva, la creación literaria es así: Puramente caprichosa ya que, empleando las misma materia prima – nuestras vivencias -, tan pronto elabora obras maestras, con las que cualquiera podría identificarse, como inmundicias indignas del más mínimo aliento vital.

Entonces, sin más dilación, pidamos a las Musas que nos asistan en tan ardua tarea de fabricación (creación) de morapios (relatos) gran reserva y con denominación de origen.

 

Anuncios

2 pensamientos en “Microrrelato en un minuto

    • Lo mismo te digo, Irene. De momento, va el tema bien, porque hacía mucho que no escribía y ya me picaba el gusanillo, más bien las Musas llamaban a mi puerta y yo pasaba de ellas. Un beso grande 🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s